LA DEUDA INTERNA CRECIÓ EN BS. 1273 MM EN 2 MESES DEL AÑO

abril 18, 2022

La deuda interna sigue su tendencia creciente y en los dos primeros meses del año creció en 1.273,3 millones de bolivianos, aunque la mayor expansión  fue entre 2019 y 2020 en un orden del 60%.

El Banco Mundial en el informe reciente “Consolidando la Recuperación: aprovechando las oportunidades del crecimiento verde”, menciona que la deuda pública boliviana se acerca al 80% del Producto Interno Bruto (PIB) (Observar imagen).

Datos oficiales del Viceministerio del Tesoro revelan que el saldo de la deuda interna del Tesoro General de la Nación (TGN) al 31 de diciembre de 2021 era de 95.253,2 millones de bolivianos y al 28 de febrero de este año creció a 96.526,5 millones de bolivianos. El saldo con el sector privado pasó de 40.056 a 41.689,2 millones de bolivianos.

El saldo con el sector público financiero bajó de 55.195,8 a 54.836,5 millones de bolivianos.

La  deuda externa pública, al 30 de junio de 2021, alcanzó a 12.566,3 millones de dólares. (últimas cifras del Banco Central de Bolivia).

La deuda interna entre 2019 y 2020 pasó de 44.277 millones de bolivianos a 71.039 millones de bolivianos (Memoria de la Economía Boliviana 2020). Es decir un alza de 60,4%.

Pero de 2020 a 2021 se incrementó de 71.039,2 millones de bolivianos a 95.253 milones de bolivianos (34% más)

La ministra de Planificación del Desarrollo, Gabriela Mendoza, informó ayer en canal 7 que la deuda externa se sitúa por debajo del  30% del PIB.

“Efectivamente hubo un retroceso en 2020 y cuando hemos llegado (al Gobierno) hay un avance hacia 27 y 28% del PIB que son las cifras de endeudamiento actual”, precisó la autoridad.

Sin embargo, Mendoza aclaró que no se puede confundir ni agregar el  endeudamiento interno con externo.

“Esto  porque tienen fines y concepciones metodológicas  totalmente diferentes,  por lo tanto sería un error agregar deuda externa con la interna”, aclaró la autoridad.

El presidente del Colegio de Economistas de Bolivia, Jorge Akamine, explicó que la deuda interna se disparó en 2020 por la crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus y el déficit fiscal que se arrastraba.

Añadió que entre 2020 y 2021, el TGN se sigue prestando a nivel interno por las dificultades de acceder a financiamiento externo. “Los intereses se elevaron y la calificación de riesgo del país bajó, pero el Gobierno tampoco ha logrado recuperar los ingresos que se tenían hasta 2019”, remarcó.

El problema, dijo  es que el Estado al captar más recursos del mercado interno, desplaza al sector privado. Por eso es es importante aumentar los ingresos fiscales,  controlar y alcanzar mayor eficiencia en  el gasto público y reducir el déficit fiscal.

“La deuda externa es sensible y tiene que ver con las condiciones, tiene manejo constitucional,  en el mercado internacional no  tienes margen de    negociación. En la deuda interna se tiene mayor margen y no se necesita autorización de Asamblea”, puntualizó el economista.

En ese contexto, subrayó la necesidad de mejorar los ingresos para no poner en riesgo estabilidad y que se pueda negociar una nueva condonación de la deuda externa.

Aún así manifestó que la deuda externa aún se encuentra dentro de los parámetros e indicadores de sostenibilidad de los organismos internacionales.

El presidente del Colegio de Economistas de Tarija, Fernando Romero, explicó que cuando una economía no tiene los ingresos fiscales propios, internos o externos, suficientes para cubrir su gasto publico,  comienza a endeudarse para financiar el mismo, como lo haría cualquier empresa o familia.

“¿Por qué crece la deuda interna tan rápido?, porque es lo más fácil de obtener, que solicitar créditos a terceros, resto del mundo, para financiar nuestro gasto público.  Crece porque no somos el mejor sujeto de crédito” para los organismos internacionales, por riesgo país, inestabilidad política”, observó.

Romero menciona también dificultades para conseguir dinero mediante el mercado bursátil internacional como ocurrió con los bonos soberanos emitidos recientemente, ya que de una oferta de 2.000 millones de dólares, sólo se colocó el 42,5%

“Lastimosamente no tenemos datos actualizados de la deuda externa, sin embargo, sabemos que la deuda interna creció de manera desproporcionada a la primera, con seguridad, a la fecha, ambas superan ampliamente el 50% de nuestro PIB”, complementó.

Agregó con base a datos oficiales que la deuda interna del BCB, al 8 de abril de 2022, fue de  3.563,5 millones de bolivianos y creció en 6% desde enero.

Mantente actualizado junto a noticiasvision.net